Bruce Brubaker reinterpreta para Infiné Music, a modo de remixador, temas de Philip Glass y Francesco Tristano, a su vez, remixa a Brubaker para darle el punto electrónico de vanguardia.